La seguridad es lo primero, y si nos fijamos en la serie 90 de Volvo podemos ver cómo se están mejorando de forma constante. En la nueva serie 90 encontraremos todo el equipamiento de seguridad de la versión anterior, más un buen número de sistemas ya de serie que cuentan con un denominador común: son sistemas de seguridad conectados a la nube. Pero, además, la nueva serie 90 incorpora mejoras a nivel de motores, y también soluciones de conectividad e integración con el smartphone.

La conectividad es clave para la evolución del automóvil, y por eso los nuevos Volvo disponen de lo último, como la pantalla dual que permite utilizar las funciones del smartphone y las del vehículo sin necesidad de cambiar de vista, añadiendo un plus de utilidad y de seguridad al vehículo. Además, tal y como afirma Peter Mertens, vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo del grupo Volvo Cars, “el sistema también incluye la actualización Over-The-Air, lo que significa que el usuario siempre tendrá a su alcance las últimas actualizaciones de los mapas“.

Android Auto using Google Maps

Android Auto using Google Maps

Nuevos sistemas de seguridad conectados a la nube de la serie 90

La conectividad y los servicios en la nube son claves para el desarrollo de los coches autónomos, como ya hemos comentado muchas veces, pero antes de llegar a ese punto, los sistemas se introducen progresivamente en los coches por varios motivos, uno de los cuales es mejorar la seguridad del conductor y los ocupantes. Por eso, sistemas como Slippery Road Alert, del que ya hablamos con anterioridad, o la alerta por luces de emergencia son un claro avance en seguridad porque aumentan los sentidos del conductor.

Slippery Road Alert es un sistema de seguridad que comparte en la nube los datos recogidos por los sensores del coche, de manera que cualquier otro coche conectado pueda recibir la información más actualizada sobre el estado de la carretera algo más adelante en su trayecto. Esto ayuda de manera significativa a los conductores, porque los previene sobre firme deslizante en pocos kilómetros, y por tanto acceden a la zona problemática sobre aviso, lo que les permitiría adecuar su velocidad y multiplicar su atención sobre el firme.

Por otro lado, la alerta por luces de emergencia o Hazard Light Alert, avisa a los conductores de que más adelante hay algún vehículo con las luces de emergencia activadas. Esto puede ser indicador de que hay un coche averiado o que puede suponer un peligro para los demás, o bien que haya una situación peligrosa de otro tipo. Sea como sea, el conductor que recibe el aviso tiene tiempo para prepararse y para aminorar la velocidad y estar más atento. Es especialmente útil en cambios de rasante o en curvas de baja o nula visibilidad.

La introducción de estos sistemas será progresiva en dos sentidos. En primer lugar, se desplegarán en Suecia y Noruega, y después irán ganando otros mercados; en segundo lugar, y gracias a la plataforma escalable SPA sobre la que se fabrican los Volvo de la serie 90 premium, empezarán a estar disponibles en los nuevos serie 90 y serie 60. A partir de ahí, gracias a esa escalabilidad en el diseño, todos los modelos de la marca introducirán progresivamente estos sistemas de seguridad.

Novedades en la motorización de la serie 90

Se introducen cambios y mejoras en los motores Drive-E, como en el Volvo S90, en el que el motor diésel D3 de 4 cilindros y cambio manual de 6 velocidades reducirá su consumo de combustible a tan solo 4,3 l/100 km, mientras que las emisiones de CO2 bajarán hasta los 114 g/km. Estos mismos datos de consumo sirven para la versión automática. Para redondear la oferta, el D3 también estará disponible con tracción total.

Más información | Sala de prensa Volvo (eng)

Volvo S90

Vive una nueva era del diseño, la innovación y el lujo sueco, y hazlo tuyo.

¿Quieres conocerlo?