Tags:

Las cifras de siniestralidad vial son números sin alma. Con cada campaña de circulación que se pone en marcha, los números de accidentes, de heridos y de víctimas mortales se repiten en los medios de comunicación comparándose con los de campañas anteriores, revelando la mejora o empeoramiento de las mismas y haciendo que nos olvidemos de una cosa muy importante: cada víctima es una persona que tiene, o tenía, su vida, sus esperanzas y sus miedos. La tecnología avanzada de seguridad en el coche hace posible cambiar la vida de las personas a mejor, impidiendo que pasen a ser meras cifras para poder seguir adelante con sus vidas.

A veces, los momentos que nunca suceden son los que más importan

Mediante esta singular afirmación, que los momentos que nunca suceden son los que en el fondo más importan, esta campaña de Volvo pretende mostrar la importancia de disponer de serie de la más avanzada tecnología de seguridad activa y pasiva en los coches. Ya que la amplia mayoría de incidentes de tráfico tienen como causa el factor humano, con más de un 94% de casos que apoyan esta afirmación, cuanta más capacidad de reacción y actuación tenga el coche, menos atropellos, colisiones y accidentes sucederán.

En todo el mundo mueren cada año más de 1,2 millones de personas por accidentes de tráfico, y la misión de Volvo es crear un mundo futuro en el que no haya lesiones, ni muertes por accidentes de tráfico. Que se eviten las colisiones y las situaciones de peligro, además de monitorizar y anticiparse a las decisiones y movimientos de los peatones, evitando así situaciones de peligro potencial como se describe en el siguiente vídeo.

Al sistema de frenado de emergencia autónomo City Safety de Volvo, que data de 2008 en su primera versión de serie, se ha añadido una funcionalidad de asistencia a la dirección y la Atenuación de colisiones con vehículos del carril contrario, una nueva ayuda que ayuda a mitigar las colisiones frontales.

Todos los sistemas de seguridad ya conocidos reciben periódicamente una actualización, como por ejemplo el sistema de información de puntos ciegos (BLIS), que ahora incorpora una función de ayuda a la dirección para minimizar el riesgo de colisiones por cambio de carril. Con ello, se reducen las probabilidades de colisión y, por supuesto, de atropello a un peatón.

Los avances en tecnología de seguridad en el coche ayudan a que todos nos sintamos más seguros, ya sea en las calles, en las carreteras o en lugares tan aparentemente inocuos como un aparcamiento público o en un centro comercial.

Volvo V90

El V90 es potente y seguro, pero también relajante. Es un coche que conducirás con orgullo.

Conócelo