La mezcla entre óptica y una máquina de Rube Goldberg es fascinante. Ya de por sí, esas máquinas son alucinantes pasatiempos en los que, a partir de un simple movimiento, se genera una reacción en cadena que nos mantiene en vilo hasta el final. En realidad, las máquinas de Rube Goldberg no son, para nada,… Leer más »