Aunque evitar el uso del teléfono móvil al volante es un problema que debe resolverse con la educación vial, varios fabricantes están desarrollando tecnologías y técnicas para impedir que los conductores hagan uso del móvil mientras conducen.

El método más evidente, ya utilizado por algunos móviles y aplicaciones, hace uso del GPS y de los sensores de movimiento del teléfono móvil para determinar cuándo se circula en un vehículo (coche, moto o bicicleta) al superar determinada velocidad. El problema en este caso es distinguir cuándo se trata del móvil del conductor y cuando de un pasajero, por lo que este método requiere que sea el propietario del teléfono quien de forma voluntaria active la aplicación antes de iniciar la marcha.

Una de las últimas propuestas has sido desarrolada por la compañía Racelogic y se llama TouchLock. Tiene la capacidad de deshabilitar funciones del teléfono cuando la persona que está conduciendo trata de utilizar el móvil, pero sin afectar a los móviles del resto de los ocupantes del vehículo.

El sistema de Racelogic consiste en un sensor y transmisor que se coloca bajo el asiento del conductor, que se activa cuando detecta que el coche está en movimiento. El transmisor envía una señal eléctrica de baja potencia al asiento. Si el conductor coge con la mano el teléfono mientras el coche está en marcha esa señal eléctrica llega al móvil a través del conductor. Cuando esto sucede el sistema receptor lo detecta y envía una señal Bluetooth al teléfono para que bloquee la pantalla del teléfono o desactive algunas funciones.

Dado que la señal se transmite por contacto, el resto de teléfonos del vehículo no se ven afectados por el inhibidor. Cuando el vehículo se detiene, el sensor bajo el asiento lo detecta y deja de emitir la señal eléctrica, de modo que el conductor puede coger y utilizar el móvil sin que el sistema intervenga.

Según Racelogic, determinar qué funciones se desactivan en el teléfono móvil es algo que deberán decidir las operadoras, aunque probablemente como mínimo será posible realizar llamadas de emergencia. También, explican, el sistema sigue funcionando aunque se empleen trucos como colocar fundas y distintos materiales en los asientos, utilizar lápices digitales para tocar la pantalla o llevar guantes conductivos.

Últimas entradas de Microsiervos: