Tags:

Hace ya tiempo uno equipo se propuso elevar la moda de colocar pequeñas cámaras en animales un peldaño por encima de lo que se había hecho hasta ese momento. Para ello, se hicieron la siguiente pregunta: ¿cómo vería un águila la ciudad de París? Después hicieron todo lo necesario para responderla.

Para ello, utilizaron una minicámara de acción y la ataron a un águila imperial que, encantada, sobrevoló los cielos de la capital francesa, dejándonos imágenes realmente espectaculares. La alta calidad de la grabación y lo original de la situación ya merecía el haberlo intentado. Pero todavía fueron un poco más allá.

Porque un tiempo después del vídeo de París, eso de disfrutar una ciudad a vista de pájaro se ha escalado a otras ciudades del mundo, jugando con enclaves tan increíbles como Londres, el desierto de Arabia o incluso el Mont-Blanc, vistas que han pasado por los ojos de un águila y la lente de una cámara de acción.

La última parada que ha realizado Víctor, que así se llama el animal que está ayudando a llevar a cabo estas locuras, ha sido Dubai. Y el resultado de su paseíto aéreo ha sido un vídeo que no tiene desperdicio por desde donde fue grabado.

Toda esta aventura dejó también la superación de un récord mundial: conseguieron la grabación con la ayuda de un animal más alta del mundo, gracias a haberla realizado desde el edificio que mira por encima a todos los demás, el Burj Khalifa… Y lo cierto es que el ojo de pez impresiona.