La seguridad en los coches ha evolucionado mucho, y hoy en día los coches nuevos que se pueden adquirir en un concesionario no tienen nada que ver con sus homólogos de hace 10 o 20 años. Las razones de este aumento de la seguridad son múltiples: desde el propio interés del fabricante en ofrecer vehículos muy seguros para sus ocupantes; la evolución de las leyes de seguridad vial; y las pruebas de seguridad independientes. EuroNCAP es una referencia objetiva e independiente para poder comparar la seguridad de diferentes vehículos a nivel europeo.

Los fabricantes de coches realizan sus propios test de seguridad y los llamados crash test para evaluar sus soluciones de seguridad, sobre todo en lo que se refiere a colisiones y cómo resiste el conjunto del chasis y la carrocería. Pero si lo que queremos es comparar la seguridad entre varios fabricantes, entre coches del mismo segmento, lo que necesitamos es un baremo. EuroNCAP es ese baremo, lo que no significa que sea ni mejor, ni peor que las pruebas de las propias marcas: simplemente es una referencia.

volvo-s90-v90-euro-ncap

Este tipo de medidas, pruebas y certificaciones se convierten en algo necesario desde el momento en que los compradores se interesan por ellas. Algunos fabricantes se estimulan y empiezan a mejorar sus sistemas de seguridad, escapando de los mínimos imprescindibles según la ley. Otros fabricantes, como Volvo, siempre se han esforzado por seguir sus propios criterios de seguridad, y eso se ve reflejado en las estrellas EuroNCAP recibidas, a la postre.

Con el tiempo se han endurecido los requisitos exigidos por EuroNCAP, sobre todo en lo que respecta a la seguridad de los peatones en caso de atropello y a los sistemas activos. Conseguir cinco estrellas es más complicado ahora que hace unos años.

Por poner algunos ejemplos, las pruebas EuroNCAP cubren los impactos (frontal a 64 km/h contra barrera fija y un solapamiento del 40%, impacto lateral contra una barrera móvil a 50 km/h, impacto lateral de un mástil de 25 centímetros de diámetro a 29 km/h); el análisis de daños por latigazo cervical; pruebas de protección de niños, incluyendo las pruebas de seguridad de las sillas infantiles; pruebas para la protección de peatones, para replicar los daños que sufriría un peatón en la colisión de un coche a 40 km/h contra sus piernas, su cadera y su cabeza…

Precisamente gracias a los sistemas de detección de peatones incorporados en los nuevos Volvo S90 y Volvo V90, la compañía se ha convertido en el primer fabricante en conseguir seis puntos en la prueba de frenado de emergencia autónomo para peatones (AEB Peatones), además de obtener una puntuación de 5 estrellas para ambos vehículos.

Malin Ekholm, directora del Centro de Seguridad de Volvo Cars, está satisfecha por este resultado aunque, en realidad, era el esperado: “Nos esforzamos para garantizar que nuestros vehículos cumplan todos los requisitos de seguridad y superen todos los procedimientos de prueba que desarrollan todas las agencias calificadoras. Nuestro objetivo principal ha sido siempre la seguridad en la vida real. Los sistemas de frenado de emergencia autónomo, como el que ofrece City Safety, suponen un claro avance en nuestro camino hacia los vehículos completamente autónomos, que son un elemento clave para reducir las muertes y lesiones en accidentes de tráfico“.

City Safety es el sistema que multiplica nuestros ojos en la ciudad, detectando todo tipo de posibles obstáculos (estéticos o en movimiento), y hace posible multiplicar la velocidad de reacción cuando un peatón o un ciclista irrumpen en la trayectoria de nuestro coche.

Además, incluye automatismos como la frenada de emergencia autónoma para peatones (AEB peatones). Las pruebas superadas por los Volvo S90 y XC90 son que un adulto aparece de pronto en la calzada desde el lado del conductor; un adulto camina en la calzada desde el lado del acompañante (en esta situación se hacen dos pruebas); un niño aparece corriendo entre dos vehículos aparcados en la calzada por el lado del acompañante.

De esta forma, el equipamiento de seguridad de los nuevos Volvo no solo coloca al fabricante como líder en innovación de seguridad, sino que al conseguir las mejores puntuaciones de EuroNCAP, sirve de ejemplo y se sitúa en el primer puesto de cualquier lista de confianza para los clientes.

Más información | Nota de prensa (ENG)

Nuevo Volvo V90

El V90 es potente y seguro, pero también relajante. Es un coche que conducirás con orgullo.

Conócelo