Tags:

Quien más y quien menos, todo el mundo utiliza un navegador en el coche para calcular la ruta hasta su destino alguna vez. Pero el problema suele comenzar cuando termina la labor del navegador y empieza el momento de encontrar un sitio para aparcar. Precisamente, porque esos sitios son escasos y no son fáciles de predecir ni sencillos de consultar, el equipo de Google Maps ha añadido una herramienta a sus callejeros en versión para teléfonos inteligentes Android con ese objetivo: avisar de lo fácil o difícil que puede resultar aparcar en el lugar de destino.

La función es reciente y todavía está disponible solo en unas pocas ciudades, pero Google suele ir ampliando su cobertura con el paso de los meses, a medida que se prueba el sistema y contacta con proveedores locales de información. En este caso han elegido 25 ciudades de Estados Unidos para empezar, incluyendo San Francisco, Miami, Seattle, Los Ángeles, Chicago, Nueva York y Washington, entre otras. Además de estar disponible para terminales Android, también han anunciado que, en algún momento, estará disponible en los dispositivos iOS de Apple.

La forma de acceder a esta información es completamente automática: una vez trazada la ruta entre los puntos de origen y destino aparece un icono con la “P” de Parking junto con una de estas tres clasificaciones: Fácil, Medio o Limitado. Con esa información ya se puede decir qué hacer.

google-traffic2La forma en que funciona esta predicción es utilizando datos históricos. Es decir, qué disponibilidad de aparcamiento había en días similares en el pasado. Debido a esto no puede ser cien por cien precisa –porque no utiliza datos en tiempo real procedentes de parquímetros, sensores ni nada parecido. En cierto modo, es similar a otras funciones ya existentes en Google Maps, como son los tiempos habituales y duración de las visitas a ciertos lugares como tiendas, museos o lugares de ocio. Esto se calcula con información anónima procedente de usuarios que autorizaron que se usaran sus datos de posicionamiento GPS en el pasado.

Los usuarios que tengan que lidiar de forma habitual con los problemas de aparcamiento en grandes núcleos urbanos agradecerán esta nueva función, probablemente al mismo nivel que los avisos de congestión de tráfico, atascos o accidentes. Si gracias a ella se puede ver que aparcar en cierto destino es fácil o difícil, permitirá una mejor planificación sobre en qué momento ir, o si es necesario buscar un lugar alternativo para estacionar. Todo un ahorro de tiempo (y disgustos).

(Foto: Overpass2 (CC) Spary @ Flickr.)

Últimas entradas de Microsiervos: