Tags:

La tecnología ha cambiado nuestras vidas y el crecimiento de estos cambios es, cada vez, más exponencial. El mundo del deporte (especialmente el fútbol profesional) ha sido un tanto reticente a reformarse con las nuevas herramientas pero, en un reportaje de Wired, atribuyen el éxito del club de fútbol Benfica, ganador de la liga portuguesa 2016/17, a su aplicación de la tecnología.

Nuno Gomes, ex jugador y ahora General Manager del Caixa Futebol Campus (centro de formación del equipo) asegura a la revista Wired que quieren aplicar la innovación y ser el primer club portugués en abrazar las bondades de las nuevas tecnologías.

Tecnología y talento, aplicado en el Benfica LAB

Sabemos perfectamente, gracias a los ejemplos de nuestra liga, que en el fútbol profesional actual hay un extraño maridaje entre encontrar el talento y equilibrar la balanza económica para fichajes e inversión. El Benfica, un club histórico de una liga menor, no puede compararse con otros grandes europeos que provienen de competiciones más poderosas, seguidas a nivel mundial, y con grandes ingresos (muchas veces a través de sus estrellas) por publicidad y derechos televisivos.

Sin embargo, con su potente centro de formación y con la aplicación de tradición futbolística y nuevas tecnologías, confirman para Wired que en los pasados seis ejercicios han vendido 13 futbolistas por la friolera de 270 millones de libras (más de 300 millones de euros). Para hacernos una idea, esta cifra sería similar a la del presupuesto del tercer y cuarto clasificados de La Liga Santander de este año, es decir, el Atlético de Madrid y el Sevilla.

Ayudar a los jóvenes a evitar lesiones es clave para su desarrollo en las categorías de élite. Por eso, en el Caixa Futebol Campus monitorizan todos los datos posibles para sacar conclusiones y favorecer el día a día de sus deportistas. Registran las horas de sueño, cuánto y qué comen, cuánto entrenan, lo rápido que corren, lo que tardan en recuperarse… Y para todo ello, cuentan con el Benfica LAB, el departamento que está destinado a aprender de los datos recogidos.

¡Información al poder! Recabar datos para conseguir éxitos

Ya hemos hablado en otra ocasión cómo aplicaciones tecnológicas al fútbol, como Footbonaut, ayudan a los clubes a mejorar la técnica de sus jugadores. Aquí la recopilación de datos va más allá, ya que toda esa ‘inteligencia’ recogida en el centro de formación, se aplica en el Benfica LAB optimizando la disposición que tienen los jugadores para jugar, o no, un partido; estableciendo calendarios de entrenamiento; y, lo más importante, ayudando a prevenir las lesiones.

Sorprendentemente, el trabajo llevado a cabo en el Benfica LAB durante los pasados 8 años va de la mano de herramientas de Microsoft. Y es que la compañía norteamericana lleva tiempo participando con clubes y entidades deportivas ofreciéndoles modelos de aprendizaje predictivo con las tecnologías Cloud. Pese a que esta fase de “tecnificación” del fútbol es, principalmente, en la trastienda, habrá que ver si sus éxitos permiten la popularización de estas herramientas en nuestras competiciones.