Tags:

Esta luz de freno Cosmo Connected es la primera luz de freno conectada que mejora la seguridad para ciclistas y motoristas. Se quita y se pone en el caso y se ilumina cuando detecta una deceleración, cuando se frena. Para los ciclistas supone añadir una luz de freno como elementos de seguridad, para los motoristas suma una luz de freno adicional a mayor altura que la que incorpora la moto. Vendría a ser el equivalente a la tercera luz de freno en los coches, dispositivo de probada eficacia (para anticipar la frenada), y que en España la mayoría de los coches matriculados a partir del año 2000 ya llevan una tercera luz de freno.

Luz de freno para casco que envía una alerta en caso de accidente

Igual que otras luces de freno “por inercia” (como la Free Brake), la luz de freno Cosmo Connected dispone de un sensor de movimientos, un acelerómetro, que enciende los ledes rojos cuando detecta una deceleración, bien debido a una frenada o un reducción de la velocidad, al soltar el acelerador, por ejemplo, y aunque no se haya aplicado el freno. La luz de freno tiene en cuenta cuándo se trata de una deceleración en el mismo plano en el que se circula y cuándo se trata de un descenso en un pendiente, por ejemplo.

Luz de freno para casco que envía una alerta en caso de accidente

Pero, además, esta luz de freno se conecta por Bluetooth con el teléfono móvil, y dispone de su propia aplicación. Si el sensor de movimiento de la luz de freno detecta un impacto, una caída o una sacudida que va más allá de decelerar, usa el móvil del usuario para efectuar una llamada de emergencia. Desde la aplicación se eligen uno o varios contactos (hasta tres) a los que notificar en caso de percance, que reciben un mensaje de aviso junto con la ubicación tomada del GPS del teléfono. Los contactos que reciban el mensaje son los que tienen que ponerse en contacto con el 112.

Además del funcionamiento automático, la luz se puede mantener encendida a modo de luz de posición y a la vez funcionar como luz de freno. Dispone de una batería recargable que proporciona hasta 8 horas de autonomía, usándose sólo como luz de freno. Cosmo Connect se pone y se quita directamente sobre el casco mediante un adhesivo magnético, lo que permite utilizar la misma luz en varios cascos, por ejemplo, cuando se viaja con un pasajero detrás.

Luz de freno para casco que envía una alerta en caso de accidente

De momento Cosmo Connect está a la búsqueda de financiación colectiva en Kickstarter, donde se puede pedir anticipadamente por unos 70 euros más gastos de envío, un precio razonable para un dispositivo que además de proporcionar mayor seguridad, puede reducir el tiempo de auxilio en caso de accidente.

Últimas entradas de Microsiervos:

Volvo V40

Mejor maniobrabilidad en las curvas, conducción más dinámica y mayores dosis de par, potencia... y de emoción.

Conoce su carácter