Tags:

Con el espacio para edificar en las ciudades cada vez más escaso, los metros cuadrados que se dedican en el interior de los edificios a los aparcamientos tienen un precio cada vez mayor. ¿Seguirá siendo igual esta tendencia en el futuro? Los coches eléctricos, los compartidos y los vehículos autónomos puede que cambien esto de formas cada vez más significativas; de hecho hay quien calcula que hacia 2025 se alcanzará el “pico” y en ese momento el panorama cambiará sustancialmente.

Parkings Futuros / Gensler

Por esta razón, muchas firmas de arquitectos, como Gensler, están ya planteándose cómo hacer que las plazas de aparcamiento dedicadas a los automóviles en edificios de todo tipo puedan tener diversos usos según las necesidades. Quizá durante las próximas dos décadas den cobijo a cada vez más coches eléctricos, con sus peculiares características, como el hecho de que necesitan cargadores eléctricos. Y pensando un poco más allá –cuando los coches se conduzcan y aparquen solos– parece claro que podrán aprovechar mejor el espacio “empaquetándose” más densamente: sus usuarios no tendrán necesariamente que ir hasta ellos subiendo y bajando plantas como hasta ahora –y se puede imaginar más bien una zona común de carga y descarga de pasajeros y equipajes.

ParkingsFuturos3En Electrek, una publicación electrónica sobre coches eléctricos, explicaron también algunas de las ventajas “poco conocidas” de los coches eléctricos en este aspecto, de las que no se suele nadie percatar hasta que se adquiere y convive con uno. Por ejemplo: al ser totalmente limpios y sin emisiones de ningún tipo un coche eléctrico puede compartir espacio limpiamente con otras áreas del hogar (un taller, zona de juego, sala de entretenimiento, etcétera) sin malos olores a humos o gasolina de ningún tipo. En invierno también se puede encender la calefacción (o en verano el aire acondicionado) antes de salir de la plaza de aparcamiento, sin que sea necesaria ventilación.

Considerando todo esto, un edificio en el que las plazas de aparcamiento sean zonas comunes puede dar lugar a interesantes soluciones: plazas integradas en el “open plan” de una oficina, plantas completas que puedan reconvertirse en zonas de trabajo o áreas comunes si es necesario, aparcamientos en plantas altas frente a los subterráneos que dominan hoy en día…

Algunas de las soluciones que han planteado estos arquitectos incluyen aparcamientos que se pueden convertir en elegantes y modernas zonas de comedor; plantas altas para aparcar coches que son indistinguibles de las de oficinas normales y corrientes (gracias a ingeniosas ventanas para ventilación que se pueden intercambiar fácilmente) o rampas de aparcamiento que se reconvierten en gradas de asientos para aulas.

Últimas entradas de Microsiervos:

Volvo V40

Mejor maniobrabilidad en las curvas, conducción más dinámica y mayores dosis de par, potencia... y de emoción.

Conoce su carácter