Tags:

Muchos niños han fabricado, y lo siguen haciendo, aviones de papel para pasar una buena tarde. Existen multitud de diseños, soluciones, trucos y formas que permiten desde, simplemente, volar unos metros, a planear durante unos minutos e incluso hacer piruetas. y es muy probable que muchos de esos niños hayan soñado con poder montar en dichos aviones de papel. Hoy, gracias a la tecnología, se ha presentado en el CES 2017 un avión de papel manejado por un dron, y controlable a través de una aplicación para smartphone.

Pero sin duda lo mejor que aporta este Powerup FPV es que podemos experimentar la sensación de ir sentados en el cockpit del avión de papel, gracias a que el dispositivo genera un streaming de vídeo que se conecta a través de la aplicación de smartphone con unas Google Cardboard. No solo tendremos las vistas desde las alturas, sino que además podremos controlar el movimiento del avión con una serie de movimientos intuitivos de la cabeza.

En realidad, la tecnología que incorpora este Powerup FPV no es nada nuevo, todo existe, pero la idea del conjunto es la que prevalece y se lleva las miradas. En realidad se trata de un kit que incorpora motores, soportes, y una muy compacta “cabina” en la que se encuentra la cámara, micrófono, antenas, un “router WiFi” para el streaming, batería y cargador microusb, acelerómetro y giroscopio, brújula y barómetro, y un generoso parachoques acolchado, para aterrizajes difíciles.

technical_large

La gracia de todo esto es que por sí mismo no va a volar, y por eso se incluyen 8 plantillas en el kit, para que el usuario pueda empezar a volar cuanto antes. Como es lógico, cualquiera puede crear sus diseños de ala preferidos e integrarlos con el chasis y motor. Es todo cuestión de imaginación y cierto grado de habilidad.

El control del avión de papel puede ser a través de simples movimientos de cabeza, o bien utilizando el smartphone como si fuese una especie de controlador manual, o gamepad. La batería ofrece una autonomía de vuelo de unos 10 minutos (previa carga de 90 minutos). Tiene una cobertura de aproximadamente cien metros (300 pies) para el control y el envío de streaming. Dependiendo del diseño final, la velocidad máxima del conjunto puede llegar a los 32 km/h, y tan solo pesa 80 gramos. Su precio: 199 dólares.

Más información | Powerup FPV