Tags:

Volvo Cars ha desvelado que fabricará su primer vehículo totalmente electrificado en China, y que se pondrá a la venta en 2019. La noticia ha saltado en el reciente Salón del Automóvil de Shanghai, y destaca por el compromiso de la marca con el medio ambiente y una apuesta clara por un mercado en pleno auge que, además, apuesta fuerte por la solución de movilidad eléctrica.

China es uno de los países del mundo con más problemas de contaminación ambiental, destacando sobre todo sus grandes ciudades como Shanghai o Beijing, que rompen todos los récords. La contaminación del aire se debe principalmente al uso masivo del carbón como fuente de energía en la industria (que crece a pasos agigantados, empeorando el problema), a los millones de vehículos en circulación en ese país (más de 300 millones), y a empresas que violan las restricciones en materia medioambiental, y contra las que lucha el gobierno chino.

Conector para todos los nuevos Volvo XC90 Twin Engine

La electrificación es una de las principales vías de alivio para la atmósfera irrespirable en ciertas zonas del país, sobre todo en lo que respecta a una diferencia fundamental: las emisiones de los vehículos en movimiento en las ciudades. La cuestión de cómo hacer frente a la demanda eléctrica, y cómo generar la energía necesaria sin contaminar todavía más, es diferente.

De los pocos datos que han trascendido, se puede saber que el modelo eléctrico estará basado en la plataforma modular CMA, que permite desarrollar muchas variantes diferentes partiendo de un concepto base. Se puede ver de manera muy gráfica en el siguiente vídeo.

Gracias a esta arquitectura modular para compactos, las tecnologías premium de vehículos más grandes (diseñados a partir de la plataforma SPA) se comparten con los modelos basados en CMA, incluyendo los sistemas de transmisión, los sistemas de información y entretenimiento, sistemas de climatización y también los sistemas de seguridad. Además, esta arquitectura está pensada para optimizar la opción de la electrificación, o dicho con otras palabras, está pensada para fabricar coches eléctricos, o híbridos.

CMA Battery Electric Vehicle Technical Concept Study - 3/4 view

El futuro de Volvo pasa por la electrificación, y eso concuerda con los planes de la marca para poner en el mercado un millón de vehículos electrificados en 2025. Esto incluye, como es lógico, coches híbridos y coches 100% eléctricos, y para alcanzar un objetivo tan ambicioso está previsto presentar al menos dos versiones híbridas para cada modelo de la gama. Todo ello forma parte de los compromisos asumidos por el nuevo programa de sostenibilidad de la marca, “Omtanke“, entre los que destaca el compromiso de conseguir operaciones neutrales con el medio ambiente en 2025, así como el compromiso de cero víctimas a bordo de un Volvo para 2020.

El objetivo del millón de unidades electrificadas vendidas en 2025 forma parte de este movimiento por la sostenibilidad que se sitúa en el núcleo de las actividades de Volvo Cars.

Volvo XC90

Cada detalle ha sido concebido para hacer de la conducción una experiencia más sencilla, más agradable, y menos estresante.

Descúbrelo