Tags:

El impactante vídeo que ha preparado la gente de Vocativ muestra algunas de las pruebas de seguridad del nuevo Volvo XC60, algo que no muchas veces se ve en los anuncios de televisión o en las presentaciones públicas. Entre otras cosas, muestra cómo gigantescos mecanismos de prueba arrojan un vehículo por los aires haciéndole dar vueltas de campana para comprobar la resistencia de su estructura, los estampan contra muros y cómo se chequean los diversos elementos de seguridad.

En las pruebas de choque se hace colisionar el coche contra diversos obstáculos, a diferentes velocidades y ángulos: de este modo se puede comprobar cómo absorbe los impactos repartiendo la energía por toda la cabina y cómo afecta esa energía a los asientos de los pasajeros. Mediante cientos de sensores se comprueba también que las medidas de seguridad como cinturones y, especialmente, airbags resulten eficientes.

La marca Volvo arrastra una tradición de sinónimo con “seguridad”; de hecho se utiliza habitualmente como ejemplo de “asociación de una característica con una marca” en el marketing que realizan empresas de diferentes industrias –con connotaciones más que positivas. Y es que uno de los objetivos de Volvo es ir disminuyendo cada año el número de accidentes que sufren los vehículos; de hecho uno de los objetivos declarados de la compañía es hacer que en 2020 nadie muera o resulte seriamente dañado en un coche Volvo de nueva generación.

seguridad-volvoEn el vídeo se mencionan también varias de las tecnologías más modernas que están implementadas en los modelos más recientes. Una de ella es el Lane Keeping Aid (Asistencia para mantenerse en el carril) que detecta si el vehículo está saliendo del carril y lo maniobra suavemente (mientras alerta al conductor) para mantenerlo en la vía correctamente. Otras son la Detección de peatones y ciclistas, que en caso de cruzarse de manera inesperada con el coche activan un sistema de alerta y hacen que el coche frene en modo de emergencia para evitar accidentes. En carretera esto también permite detectar obstáculos que surjan de forma imprevista y esquivarlos previniendo un mal mayor.

También hay una mención al Intellisafe y a la conducción semi-autónoma, que en carreteras correctamente señalizadas permite que el coche conduzca solo, siempre con la vigilancia del conductor, pero de forma más relajada y menos estresante. Esta iniciativa, que ha comenzado este año en Suecia (proyecto DriveMe), será la primera experiencia de conducción autónoma en vías públicas de la marca y un adelanto de lo que está por llegar.

Últimas entradas de Microsiervos:

Volvo XC60

¿Malas carreteras? ¿Mal tiempo? No te preocupes, con el XC60 todo el control en tus manos.

¿Quieres probarlo?