Tags:

En la actualidad es posible calcular el consumo de gasolina de múltiples maneras. La más evidente es mediante el ordenador de a bordo del coche, que cuenta con la calculadora de consumo del coche. Esta es una herramienta que nos permite visualizar el consumo instantáneo y el consumo medio, además de poder hacerlo con al menos dos registros (los famosos trip, por ejemplo, que representarían trayectos).

Para un uso normal, el ordenador de a bordo es muy práctico y útil, pero existen otras maneras de hacerlo. Una de ellas es, sí, Google Maps. Con esta herramienta de mapas podemos obtener distancias kilométricas muy exactas, y para realizar el cálculo del consumo de combustible tan solo debemos hacer una cosa: iniciar el viaje con el depósito lleno, y llenarlo de nuevo una vez, al menos, durante el viaje.

Cómo se mide el consumo de un coche

Calcular el consumo es tan sencillo como dividir litros de combustible consumidos entre kilómetros recorridos. Lógicamente, cuando antes hablamos de llenar el depósito una vez, al menos, durante el viaje, nos referimos a que los cálculos hay que hacerlos con cada depósito. Si nos llega con un depósito para hacer todo el recorrido del viaje, perfecto. Si no, haremos las medidas tantas veces como necesitemos, para terminar calculando una media aritmética.

petrol-996617_1280

Imaginemos que partimos con un depósito lleno de unos 50 litros, y hacemos un viaje de 400 kilómetros. Si a la llegada a destino llenamos de nuevo el depósito y contabilizamos 20 litros (los números están elegidos a modo de ejemplo), el consumo medio sobre esa distancia resultará ser de 5 litros a los 100 km. Será más o menos exacto, aunque no podemos asegurarlo al 100% porque dependerá exactamente de cómo se llena el depósito. Si lo hacemos hasta que la manguera “salta” habremos llenado menos litros que si se apura un poco más para ajustar el precio a pagar.

El cálculo de la gasolina mediante Google Maps era una opción que existía en pasadas versiones de la aplicación de mapas. Al menos de momento no existe tal opción en la versión actual. Era una indicación muy útil para planificar un viaje porque proporcionaba la estimación del gasto correspondiente, algo que ahora debemos estimar nosotros echando un vistazo a nuestro historial de consumos (algo que merece la pena tener). Existen otras aplicaciones que sí estiman un consumo de combustible sobre una ruta o una distancia, por ejemplo:

  • DieseloGasolina.com: un formulario con múltiples opciones nos permite configurar un viaje completo, con hasta dos paradas entre origen y destino, e introduciendo datos básicos como el número de ocupantes en el coche, el consumo medio estimado, si usaremos aire acondicionado y muchas otras variables.
  • ViaMichelin.es: también permite configurar con cierto nivel de detalle los viajes y, como extra, nos ofrece varias rutas y no solo la más directa. Esto puede estar bien para salidas de turismo, por ejemplo.

En conclusión, podemos medir el consumo real del coche sabiendo a ciencia cierta los litros que hemos gastado sobre un total de kilómetros conocido (si hacemos las cuentas “en un papel”) y obtendremos un resultado muy exacto, o bien podemos fiarnos de la calculadora de consumo del coche, que ha evolucionado mucho y nos va a ofrecer un resultado también muy, muy exacto. Y si queremos estimar cuánto nos vamos a gastar en el próximo viaje, disponemos de herramientas online como las descritas, o bien de nuestra experiencia previa con nuestro coche.

Volvo V40

Mejor maniobrabilidad en las curvas, conducción más dinámica y mayores dosis de par, potencia... y de emoción.

Conoce su carácter