Tags:

Imagina que llegas a trabajar y dejas tu coche aparcado, esperando a que termine tu jornada laboral para ponerte en marcha, camino de casa. Es posible que, en ese camino hacia el hogar y el posible descanso que ello implica, tengas que hacer alguna parada técnica, por ejemplo para repostar, lavar el coche o, con menos frecuencia, dejarlo en la revisión anual, o cualquier otra tarea.

Este tipo de obligaciones con el coche no suelen llevar mucho tiempo de manera aislada, pero juntos y con el paso de las semanas se convierten en un agujero de tiempo libre para cualquiera. Con esta premisa en mente, el nuevo servicio de ‘conserje’ de Volvo pretende ahorrarnos tiempo en tareas repetitivas, y que lo podamos invertir en, ya os imagináis, tiempo libre.

Esto es posible gracias a la integración de los servicios de asistencia personal en la plataforma móvil Volvo On Call, y se basa en un estudio de mercado realizado en San Francisco, y muy enfocado en las necesidades de 300 personas, propietarias de los nuevos modelos Volvo XC90 y Volvo S90.

Este estudio mostró que “más del 70% de los clientes desearían utilizar servicios de repostaje, mientras que al 56% les gustaría que les recogieran el vehículo para llevarlo a revisión y el 49% verían positivamente que alguien llevara su automóvil a otro lugar cuando así lo solicitaran“. Es decir, sí que existe un verdadero interés por parte de los propietarios para que alguien debidamente autorizado realice este tipo de tareas rutinarias.

Funcionamiento del servicio es muy intuitivo, y los participantes en el programa piloto podrán utilizar la app de prueba para acceder a los servicios de asistencia personal disponibles en su zona, y hacer una reserva o una solicitud desde el teléfono.

Una vez hecha la reserva del servicio, el asistente personal (proveedor del servicio autorizado) recibe una llave digital única y específica para un lugar y una hora concretas, de manera que pueda desbloquear el vehículo y realizar el servicio. Una vez satisfecho el servicio, la llave dejará de funcionar, pero antes es posible devolver el coche al lugar de origen, o a otro especificado por el propietario.

En el momento en que se finaliza el servicio y se ha devuelto el coche a donde se solicitó, la llave desaparece y el coche se bloquea, esperando entonces a su dueño.

No es la primera vez que hablamos de un servicio en el que se proporciona una llave digital única y efímera, que desaparece al terminar la tarea. Si os acordáis, el servicio de mensajería en el maletero ya funcionaba de esta manera, también gracias a Volvo On Call. En el futuro próximo habrá cada vez más servicios de este estilo, en los que podemos dar credenciales y autorización a terceros (lógicamente de confianza) para que realicen una tarea.

Otra opción es la que vimos a raíz del MWC 2016, la del coche sin llaves que podemos compartir mientras no lo usamos utilizando para ello una llave digital de un solo uso.

Volvo V90

El V90 es potente y seguro, pero también relajante. Es un coche que conducirás con orgullo.

Conócelo