Tags:

Lo último en moda es llevar la tecnología puesta encima; un buen ejemplo son estas zapatillas deportivas llamadas ShiftWear que a partir de su aspecto “neutro” ofrecen en realidad un sinfín de posibilidades gráficas. ¿El truco? El material del que están fabricadas es tinta digital, una especie de mini-pantalla de alta definición que rodea la zapatilla por completo y en donde se puede mostrar cualquier diseño a todo color.

El vídeo resulta bastante espectacular y deja volar la imaginación de los más creativos, que pueden imaginarse preparando diseños a medida y subiéndolos (o más bien, “bajándolos”) a sus zapatillas. Se pueden usar desde diseños predefinidos como quien cambia de fondo de pantalla a otros personalizados basados en grandes obras de la pintura o en líneas más modernas de diseño –todo al alcance de un clic desde una app. Los diseños pueden ser fijos o animados; el grado de complejidad depende de lo que mejor se adapte a cada momento.

Los creadores de estas zapatillas se han asegurado de que las ShiftWear sean resistentes: están construidas con suelas de kevlar y toda la electrónica es del tipo “flexible”, a prueba de agua e incluso lavable a máquina y ligeramente “sumergibles”. La pantalla emplea una tecnología HD que hace que sea brillante y bien visible incluso a plena luz del día.

ShiftWear: diseños personalizables

Las zapatillas llevan unas baterías que se recargan al andar, aparte de lo cual pueden cargarse como cualquier otro dispositivo. Pero ni siquiera necesitan cables, pues emplean una base inalámbrica como la de los cepillos de diente eléctricos, aspiradoras y otros tantos gadgets. Una carga completa dura unos 30 días, así que tampoco es que haya que estar enchufándolas a diario.

Aunque todavía habrá que esperar hasta mediados de 2016 para poder comprarlas (sus creadores consiguieron casi un millón de dólares mediante financiación colectiva hace poco), las ShiftWear estarán disponibles en tres modelos distintos, con la zona visible (pantallas) de distintos tamaños y forma: clásicas, medianas y de talón alto. Su precio: entre 250 y 350 dólares, lo cual si bien es un pequeño lujo tampoco es una barbaridad teniendo en cuenta toda esa tecnología que llevan en su interior. Algunos de los modelos, de hecho, antes de existir ya están agotados.

Últimas entradas de Microsiervos: