Tags:

A principios de los sesenta, los asientos traseros de los vehículos ofrecían a los niños menos protección en caso de impacto que los vehículos actuales y los cinturones de seguridad traseros todavía no eran obligatorios. Sin duda, alguien tenía que empezar a tomarse más en serio el tema de la seguridad infantil. Y fuimos nosotros. Cincuenta años más tarde, continuamos siendo uno de los referentes a la hora de proteger a los más pequeños de la familia. Pero somos inconformistas por naturaleza y, por eso, hemos desarrollado una nueva generación de sillas infantiles.

Actualmente, las sillas infantiles Volvo son la referencia por excelencia en materia de seguridad. Y no es fruto de la casualidad, sino de más de medio siglo de esfuerzo incansable, exhaustivas pruebas y una minuciosa investigación. Un esfuerzo, por qué negarlo, del que estamos especialmente orgullosos. Por eso, cuando decidimos desarrollar una nueva generación de sillas infantiles, utilizamos estos cincuenta años de experiencia y conocimientos acumulados para crear una gama de sillas todavía más segura y confortable. Pero mejorar un producto de seguridad que ya es un referente mundial plantea una gran pregunta: ¿Por dónde empezar? Pues, evidentemente, por el principio.

Un modelo de pruebas propio

Silla coche Volvo infantilSi nuestras sillas infantiles son tan seguras es gracias sobre todo a nuestro exclusivo sistema de pruebas. Desde principios de los setenta, el equipo de análisis de accidentes de tráfico de Volvo Cars ha recopilado un sinfín de datos sobre accidentes de tráfico con vehículos Volvo implicados registrados en las carreteras de Suecia. Este enorme volumen de información ha servido de base para un programa de pruebas único en nuestras modernísimas instalaciones de pruebas de Göteborg. Sin embargo, nuestros excelentes resultados en materia de seguridad no solo se explican por la ingente cantidad de pruebas realizadas, sino básicamente por su calidad.

Mucha gente cree que el primer desplazamiento en coche de un bebé es al salir del hospital, pero no es así: a estas alturas, el bebé ya es un consumado viajero. O por lo menos para nosotros, pues la protección de la mujer embarazada y su futuro bebé también forma parte de nuestros esfuerzos en el terreno de la seguridad. Tanto es así que incluso desarrollamos un modelo de mujer embarazada virtual para echarnos una mano.

Por tanto, cuando un bebé de pocos días se instala cómodamente en una de nuestras sillas infantiles por primera vez, en el fondo ya lleva unos cuantos meses viajando con total seguridad en nuestros vehículos. Y a medida que va creciendo, las diferentes sillas infantiles Volvo le esperan en cada nueva etapa, para brindarle la máxima protección desde su nacimiento hasta los diez años de edad.
La mejor forma de garantizar que nuestras sillas infantiles ofrecen una protección real en situaciones de circulación reales es probarlas en condiciones reales

Diseñadas para el mundo real

La mejor forma de garantizar que nuestras sillas infantiles ofrecen una protección real en situaciones de circulación reales es probarlas en condiciones reales. Y esto es justo lo que hacemos. Como probamos las sillas infantiles al mismo momento que nuestros vehículos, podemos saber cómo reacciona cada silla en caso de impacto y ajustar los diseños en función de las conclusiones observadas. Sin embargo, nuestras pruebas no se limitan a las colisiones, sino que analizan también cómo influye el uso cotidiano en diferentes condiciones meteorológicas extremas en el aspecto y la eficacia de las sillas. Además, todos los materiales deben cumplir con los exigentes criterios de seguridad de Volvo y realizamos también pruebas para reducir las emisiones en el interior del vehículo y garantizar que las sillas infantiles no contienen sustancias nocivas, como el níquel o el cromo.

Un nacimiento muy esperado

Las sillas infantiles Volvo de la nueva generación no solo destacan por un diseño más fácil de usar, sino que además ofrecen nuevas opciones de ajuste y reclinación, para ayudar a los pequeños a descansar más y mejor. La silla para bebés orientada hacia atrás incorpora un nuevo protector contra impactos laterales, mientras que la silla infantil central orientada hacia atrás se ha optimizado para ofrecer más espacio para las piernas a niños de hasta 25 kg de peso. Y cada una de las nuevas sillas incorpora elementos tradicionales del diseño escandinavo, en perfecta sintonía con el interior del vehículo, con un elegante tapizado de color negro transpirable, absorbente y de tacto suave y agradable. Además, las nuevas sillas infantiles incluyen nuevos anclajes ISOFIX que convierten esta nueva gama en la más cómoda y segura que hemos diseñado jamás.

Seguridad, comodidad y elegancia: la nueva generación de sillas infantiles Volvo pone más de cincuenta años de experiencia, conocimientos y pruebas al servicio de la seguridad de los más pequeños de su familia. Las sillas del futuro ya están aquí.

Volvo sillas infantiles

Una buena silla infantil tiene que acoplarse bien tanto al niño como al vehículo. Tiene que ser ligera y adaptable, no ocupar demasiado espacio y ser fácil de usar. Pero, por encima de todo, tiene que ofrecer a los niños la máxima protección. Las sillas infantiles de nuestra nueva generación son más adaptables que nunca y ofrecen una seguridad máxima, el sello único de la marca Volvo. Además, presentan un diseño más estilizado, a juego con el interior de los últimos modelos de Volvo.

Más información accesorios | Volvo V40, Volvo V60, Volvo XC60, Volvo XC90

Nota: Artículo publicado en la revista My Volvo Magazine Sommar 2016

Volvo XC60

¿Malas carreteras? ¿Mal tiempo? No te preocupes, con el XC60 todo el control en tus manos.

¿Quieres probarlo?