Anticipar el estado de la carretera es esencial para adecuar nuestra conducción a las condiciones que se nos presenten. Es la base de la conducción preventiva y para ello el conductor debe sumar experiencia, prudencia y un conocimiento honesto sobre sus capacidades y las de su coche. En última instancia, el conductor es quien debe tomar las decisiones sobre conducción que aseguren la seguridad del viaje, pero nadie se negaría a disponer de una ayuda externa. Esa es la idea detrás del sistema Slippery Road Alert, una solución basada en la nube que nos ofrece información en tiempo real sobre el estado de la carretera.

Entrando más en detalle, este sistema permite a un coche compartir información sobre el agarre de la carretera con otros vehículos en las inmediaciones. Cuando se detectan condiciones deslizantes, una señal se difunde dentro de un radio de acción, y los coches equipados con Slippery Road Alert la reciben, mostrando una alerta visual en el tablero, muy accesible para el conductor.

Erik Israelsson, el jefe de proyecto de Cooperative ITS (Intelligent Transport System) en Volvo Cars, presentaba hace unos meses esta solución de seguridad, destacando dos características fundamentales:

[…] hemos desarrollado una alerta de carretera resbaladiza, que notifica a los conductores sobre las placas de hielo que se pueden encontrar, contribuyendo a que el mantenimiento de las carreteras en invierno sea más eficiente . También estamos añadiendo una alerta de “luces de emergencia”, que va a decir a los conductores si otro vehículo en el área tiene sus luces de emergencia activadas. Con estas dos primeras características, tenemos una gran plataforma para el desarrollo de características de seguridad adicionales.

La idea detrás del sistema es que los propios vehículos difundan el mensaje acerca de las características de agarre del coche sobre el asfalto, de manera que una central de repetición pueda compartirla con otros coches que lleguen a la escena momentos después. Dicha información se podría actualizar, a su vez, en base a lo que midan esos nuevos coches en su momento, y de este modo el sistema evolucionaría por sí mismo, ofreciendo siempre la información más actualizada.

Este vídeo muestra cómo funciona el sistema Slippery Road Alert de Volvo Cars.

Este proyecto está en fase experimental en estos momentos, contando con una flota de 1.000 vehículos equipados con el Slippery Road Alert para contar con la mayor cantidad de datos posible. Así, en pocos años, o quizás meses, el sistema estará preparado para salir a la luz como un elemento de seguridad más en los coches. Esta flota de coches de pruebas trabaja en las zonas de Gotemburgo y Oslo.

La razón de disponer de tantos vehículos y hacer los tests en dos localidades diferentes es que se asegura que la variabilidad de las condiciones sea máxima. Probar un sistema como este en condiciones invernales reales es la única manera de tenerlo preparado para que se use en masa, pero no solo eso: ya comentamos que será una gran herramienta para la administración, porque sabrá exactamente en qué zonas de la carretera han de efectuarse acciones de mantenimiento. Eso conllevará un ahorro de costes de mantenimiento y un plus en seguridad.

slippery-road-alert-comunicacion-entre-vehiculos

Con el tiempo, los servicios de seguridad y las nuevas formas de comunicación entre vehículos, y con la infraestructura, irán incorporándose a la nube de Volvo, enfocados a alcanzar el objetivo de cero heridos en 2020.

Las tecnologías basadas en la nube para ofrecer mejores sistemas de seguridad en los coches están en auge, gracias a que cada vez la tecnología disponible para hacerlos posible es más segura, más eficiente y más asequible también. Otro proyecto a tener en cuenta es HERE, un proyecto en el que algunas marcas alemanas como Audi, BMW o Daimler han llegado a un acuerdo para recoger y compartir datos reales de tráfico.

Estos sistemas, tanto Slippery Road Alert como HERE, serán claves en el desarrollo de los vehículos autónomos, que cada vez están más cerca.

Volvo V90

El V90 es potente y seguro, pero también relajante. Es un coche que conducirás con orgullo.

Conócelo