Uno de los objetivos más importantes a la hora de poner en marcha los coches autónomos de uso doméstico será tener listo un sistema de comunicaciones global, de uso libre y que sea accesible para todos por igual, de manera que cada vehículo sea capaz de enviar y recibir todos los datos útiles para desempeñar su labor, y la de los demás. Plantear un mundo de coches autónomos en el que cada fabricante tenga su propia red de datos independiente de los demás es un sinsentido a efectos prácticos.

Sistemas como Slippery Road Alert son claves para un mundo de coches autónomos en el que no haya sorpresas, sustos, accidentes o situaciones completamente imprevistas. La idea es sencilla, y aunque la implementación sea compleja, estos sistemas conseguirán conformar una especie de “mente colmena” que compartirán todos los vehículos autónomos en cada zona.

Slippery road alert with graphics

Es decir, habría un acceso a la nube compartida mediante el que los coches leerían las variables clave (estado de la carretera; posibilidad de obstáculos como un coche averiado, animales sueltos; lluvia inminente…), y aportarían sus propias lecturas, permitiendo a próximos vehículos que lleguen a esa zona estar completamente informados.

Para Volvo Cars, por ejemplo, los Gobiernos y los fabricantes de automóviles deberían aunar esfuerzos y compartir datos de tráfico para mejorar la seguridad vial global, en lugar de optar por vías independientes entre sí que exijan elevar la complejidad en las comunicaciones. Tal y como afirma Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado, “compartir datos relacionados con la seguridad del tráfico en tiempo real puede dar un fuerte impulso a la seguridad vial global sin violar la privacidad de los usuarios particulares de las carreteras“. Ahí está la clave: los datos están anonimizados y no se pone en riesgo la privacidad de las personas, pero compartir toda la información posible sí hace que se salven vidas, y se eviten conflictos.

Autonomous_drive_technology_Cloud_based_3D_digital_map

Sin una red de conocimientos compartidos será imposible trabajar en conjunto para conseguir el objetivo de cero víctimas en carreteras. Además, siendo informaciones que pueden suponer una gran diferencia en cuanto a seguridad (saber si en las proximidades hay, físicamente, una gran placa de hielo es importante), son datos que deberían ser de libre acceso por todos los conductores. Pero es algo que no se puede conseguir sin la intervención de los gobiernos y sin la colaboración del resto de fabricantes, como es lógico suponer.

Otro punto más a tener en cuenta es que si se desea disponer en las carreteras de coches autónomos de nivel 4, compartir los datos sensibles con respecto a las condiciones de tráfico y firme no es importante, es vital. Los vehículos autónomos de nivel 4 no requieren, en absoluto, intervención humana para desplazarse y por tanto necesitan de toda la información posible para funcionar a la perfección. Alguien puede decir que entonces sería mejor confiar en vehículos autónomos de nivel 3, pero la realidad es que no son la mejor solución.

Para Samuelsson, “en este modo (nivel 3), el vehículo se encarga de la conducción, pero el conductor debe estar siempre preparado para asumir el control en caso de emergencia, algo que podría ser cuestión de segundos. Volvo cree que el nivel 3 de conducción autónoma no es seguro y, por lo tanto, no lo aplicará“. Es decir, aunque aparentemente, disponer de la posibilidad de tomar el control del coche en caso de peligro genera confianza, pensando un poco sobre el particular entenderemos que no solo no es más seguro, sino que es una fuente potencial de problemas adicionales.

Autonomous_drive_technology_Complete_system_solution

¿Qué sucedería si el conductor se encuentra dormitando cuando surge una emergencia? O si está concentrado en un trabajo pendiente, estresante y demandante de atención… Las probabilidades de que esa persona cambie el chip, tome los mandos y evite una situación de peligro para la que no tiene contexto previo son ínfimas. Por eso, apostar por coches autónomos de nivel 4 es la mejor solución… siempre que exista acceso a una nube de datos libre, gratuita y compartida por todos.

Volvo S90

Vive una nueva era del diseño, la innovación y el lujo sueco. ¡Hazlo tuyo!

¿Quieres conocerlo?