Tags:

El airbag es el sistema de seguridad pasiva que más vidas salva tras el cinturón de seguridad. De hecho, su eficacia solo es posible al combinarlo con ese dispositivo. Es así hasta tal punto que el sistema de control del airbag (el que hace que se despliegue la bolsa en el momento exacto) se diseña de acuerdo con toda la dinámica asociada al cinturón. Cuando se produce una colisión se tiene en cuenta el punto exacto en el que el cuerpo es retenido por dicho sistema, y el airbag se despliega en el preciso instante en el que maximiza su función. Pero, ¿a qué velocidad saltan los airbags? ¿Pueden saltar por error?

El diseño de los airbags tiene en cuenta, sobre todo, la desaceleración sufrida en una colisión. Es seguramente el dato más importante para decidir el despliegue, o no, del airbag. Es decir, un airbag no salta cuando el coche se daña, y no lo hace dependiendo de la velocidad a la que circule el vehículo, sino que se despliega cuando la desaceleración es lo suficientemente importante. En ese momento, el sensor del airbag envía una señal al sistema de control y se efectúa el despliegue de la bolsa, salvando la vida de los ocupantes.

6088_Airbag

La NHTSA, por ejemplo, cifra esa deceleración como la equivalente a impactar contra un muro sólido a unos 27 o 28 km/h. Esa colisión es, hablando de manera muy aproximada, equivalente a impactar al doble de velocidad contra el frontal de un coche de las mismas dimensiones que esté aparcado. Esto es así porque, a diferencia de un muro sólido, el coche aparcado absorberá energía del impacto, además de que se verá desplazado por el golpe.

Por otra parte, los accidentes y colisiones reales no suceden en ángulos perfectos como pasa en las pruebas de choque, sino que son prácticamente aleatorios, y las fuerzas del impacto nos e distribuyen de manera uniforme por el frontal del vehículo. De esta manera, la velocidad relativa entre los vehículos implicados que se requiere para que el sistema airbag se active puede ser mayor que la necesaria en un crash test, de ahí que el dato clave para el despliegue sea la deceleración, y no las velocidades implicadas.

¿A qué velocidad sale el airbag? ¿Puede desplegarse por error?

Parece la misma pregunta, pero en realidad no lo es. Quizás pensabas, en primera instancia, sobre la velocidad a la que se despliega la bolsa del airbag cuando se produce una colisión. Pues bien, la velocidad a la que sale el airbag del coche es enorme, se estima que sobrepasa los 250 km/h.

El proceso completo de inflado de la bolsa (que no se llena de aire, sino de nitrógeno) dura tan solo unas pocas centésimas de segundo, y aquí tienes unos datos extra: un airbag frontal se dispara aproximadamente al cabo de 30 milésimas de segundo de producirse el impacto, unas 50-60 milésimas de segundo después, la cabeza del conductor ya impacta contra su airbag; la del ocupante lo hace unas 10 milésimas de segundo más tarde.

Es muy difícil que se de la circunstancia de que un airbag se despliegue por error. Se han dado casos, pero son muy, muy raros. El airbag podría desplegarse, eso sí, sin que medie una colisión frontal al uso, por ejemplo si se da un impacto lo suficientemente fuerte en los bajos del coche, porque haya algo sobre el firme y no nos demos cuenta. No obstante, con el paso de los años se han refinado los sistemas de control y los sensores de manera que se den menos falsos positivos cada vez.

¿Puede saltar el airbag sin el cinturón de seguridad abrochado?

6430_Volvo_850

El airbag salta en caso de colisión y cuando los parámetros de desaceleración cruzan cierto umbral, esté o no abrochado el cinturón de seguridad. Pero, como dijimos al principio del artículo, un airbag sin la colaboración del cinturón de seguridad no actúa de manera eficiente. Es más, puede provocar lesiones en las personas porque estas estarán colocadas en un lugar incorrecto cuando la bolsa alcance el máximo volumen.

Siempre hay que llevar el cinturón de seguridad correctamente abrochado, de manera que cualquiera de los airbags disponibles contribuyan a minimizar las consecuencias de las colisiones con total garantía.

Volvo S90

Vive una nueva era del diseño, la innovación y el lujo sueco. ¡Hazlo tuyo!

¿Quieres conocerlo?