Internet de las cosas

Dash Button o cómo conseguir llevar el Internet de las Cosas al extremo

Amazon es una compañía de enormes dimensiones, con un volumen de negocio impresionante y una clientela con una gran lealtad. También es una compañía creativa que trata de hacerse un hueco en el futuro de las compras, y en el futuro del reparto de paquetería, como su ciertamente utópico proyecto “Amazon Prime Air”, de reparto mediante drones. Es una compañía que innova a todos los niveles, y el año pasado nos enseñó cómo es posible llevar el Internet de las Cosas al extremo, introduciendo en los EE.UU. los Dash Button.

Este pulsador, que se presentó un día antes del día “de los inocentes” en los EE.UU. (el April’s Fools Day, el primero de abril), proporciona un servicio muy concreto: basta con presionar el botón para que se realice un pedido instantáneo a Amazon con el producto y cantidad previamente configurado para ese dispositivo. Así, cuando en casa se vaya a terminar el producto ‘X’ no hay más que presionar, y el pedido estará en marcha.

¿Es esto excesivo? ¿Útil? Las opiniones son diversas, y la mayoría se dividen en dos frentes: a favor y en contra. Por un lado, es una comodidad, pero por otro parece poco eficiente si tenemos en cuenta que cada dash button sirve para una sola marca de productos. También podemos pensar que para ciertos productos no tiene mucho sentido, mientras que para otros sí puede ser viable, sobre todo si nos fijamos en que sería un servicio para los clientes “Prime“, que pagan 99 dólares anuales por tener ciertos privilegios en cuanto a la entrega de productos.

Lo cierto es que ante este dispositivo las críticas no tardaron en arreciar: ¿para qué vamos a invertir 4,99 dólares en un dispositivo que tan solo nos sirve para comprar un único producto? ¿Por qué no anotar ese producto en la lista de la compra y evitar la “complejidad” de disponer de un botón para hacer algo que podemos resolver en media hora? La respuesta está en que este tipo de dispositivo no sirve a todo el mundo por igual.

Para personas que disponen de tiempo y medios para hacer la compra en un supermercado no parece tener mucha utilidad, pero pensemos en otros perfiles: estudiantes, jóvenes que compran productos a través de Amazon (en España no habrá todavía mucha tradición de comprar productos de limpieza a través de Amazon, pero sí es posible hacerlo, y cada vez hay más personas que lo consideran), o bien personas que necesitan comprar ciertos productos “por lotes”.

Imaginemos que compramos agua embotellada en grandes cantidades; o que somos padres primerizos que necesitamos un buen suministro de potitos, pañales, toallitas; la leche la podríamos comprar por cajas cuando esté más barata… Todo esto, lógicamente, si existe la disponibilidad de ese producto en Amazon (en España sí es posible comprar leche, pañales y potitos). Cuando nos damos cuenta de que las reservas están bajando, pulsamos el botón y el pedido se pone en camino.

Otras críticas iban en el sentido de que no es muy interesante tener la casa repleta de botones, uno para cada cosa. Sin embargo, la idea no es disponer de un Dash Button para las cuchillas de afeitar, sino para aquellos productos que compremos habitualmente en grandes cantidades. Y olvidemos que es un producto que sin duda evolucionará. ¿Y si el próximo botón fuese un botón “en blanco”, configurable por el usuario para comprar lo que desee?

De momento está disponible en los Estados Unidos con este extenso catálogo de botones.

Vía | Popular Science

 

Deja un comentario sobre "Dash Button o cómo conseguir llevar el Internet de las Cosas al extremo"

Nos encantará conocer vuestra opinión, pero indicaros que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evitemos las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, y procuremos que las opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada.

Volvo Car España, S.L.U. almacenaremos y procesaremos tus datos personales de acuerdo a nuestro aviso legal y política de privacidad. En Volvo Car España, S.L.U. también compartiremos tus datos personales con nuestra Red de Concesionarios y Talleres Oficiales, quien los procesará y hará seguimiento de tu solicitud. Enviando esta solicitud, aceptas este proceso.

Nuestros clientes y amigos reciben la mejor información, campañas y promociones de Volvo Cars, a través de medios electrónicos. Al seleccionar una o varias de las casillas de abajo, consiento recibir futuras comunicaciones de Volvo Car España y/o nuestra Red de Concesionarios por el canal seleccionado.

Email

Enviado esta solicitud, consientes el procesamiento de tus datos.