Innovación

¿Deberían las máquinas pensar y reaccionar como nosotros?

Hablamos del coche autónomo, ¿deberían los coches autónomos reaccionar ante una crisis como nosotros? Ante una situación de peligro en la que se de el dilema ético que no tiene fácil solución, ¿por qué entenderíamos la reacción humana, y no la reacción de la máquina? ¿Por qué la reacción humana, aunque sea errónea, se puede comprender? Esta interesante cuestión tiene mucha historia detrás, porque la idea preconcebida que tenemos es que la reacción de una máquina no es tal, sino que es una decisión. Interesante, ¿verdad?

Las personas reaccionamos ante las crisis de muchas maneras. Desde las reacciones viscerales, las de terror paralizante, hasta las automatizadas, sin intervención de la mente consciente. Depende de nuestra preparación, del nivel de atención que tengamos, de nuestros reflejos, y en general, la reacción de dos personas diferentes será diferente. Pero una máquina está programada por una persona, y la programación parece que debería ofrecer un conjunto predecible de posibles soluciones ante un problema.

Si ante una situación desesperada una máquina decide que nuestro coche se va a estrellar contra una moto o un autobús lleno de niños porque de esa manera alcanzaría la mejor solución estimada en ese momento, la opinión pública asumirá que la máquina decidió hacer daño a un motorista, o poner las vidas de unos niños en peligro. En caso de que el conductor fuese humano, posiblemente todo se reduciría a un “error humano”. Y tan felices. En este vídeo se explica todo muy bien.

Como podemos ver, la solución perfecta no es sencilla, y es más, la tolerancia de las personas (generalizando a opinión pública) parece ser muy escasa cuando se trata de que una máquina decida quién recibe daño, y quien sale indemne. La parte final del vídeo es más interesante todavía porque expone un problema más complejo aún: si tenemos que decidir entre golpear a un motorista con casco, y otro sin casco, ¿cuál elegimos? Sea cual sea la decisión, siempre parecerá errónea.
No podemos asumir coches autónomos que reaccionen de la misma manera que nosotros
Eso es porque en realidad, en ese caso particular, nosotros no decidiríamos conscientemente a quién embestir para salvar la situación. Las reacciones no funcionan así, y sí son más una sucesión de actos individuales para conseguir un objetivo muy claro: evitar una colisión. Nosotros evitaremos una colisión con la intención de salvarnos a nosotros mismos, a nuestros acompañantes, tratar de producir los mínimos daños posibles, y que las consecuencias sean mínimas. ¡No reaccionamos para otra cosa más que para sobrevivir!

A las máquinas les estamos exigiendo de partida un nivel muy superior de responsabilidad (una responsabilidad que nosotros como humanos nos negaríamos a asumir), e incluso un umbral de culpabilidad casi inexistente: si hay máquinas de por medio, casi seguro que todo será por su culpa porque tienen capacidades superiores para valorar los escenarios, ergo si me hacen daño ha sido a propósito.

teens-629046_1280

No es que las máquinas deban, o no, reaccionar como nosotros: es que no pueden permitírselo. Nosotros no podemos asumir coches autónomos, que en teoría erradican el error humano de las carreteras, y permitir que reaccionen de la misma manera que nosotros, con nuestros errores humanos. La sociedad ve a “las máquinas” como una salvación, una amenaza y un misterio absoluto, todo a la vez.

Aquí radica el problema ético real, y genera una nueva pregunta: ¿es mejor una solución programada que minimice los daños de forma objetiva, o bien es mejor una reacción aleatoria que no podamos juzgar con legitimidad?

Volvo XC90

Cada detalle ha sido concebido para hacer de la conducción una experiencia más sencilla, más agradable y menos estresante.

Descúbrelo
 

Deja un comentario sobre "¿Deberían las máquinas pensar y reaccionar como nosotros?"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores de "¿Deberían las máquinas pensar y reaccionar como nosotros?", a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Volvo Car España, S.L.U. almacenaremos y procesaremos tus datos personales de acuerdo a nuestro aviso legal y política de privacidad. En Volvo Car España, S.L.U. también compartiremos tus datos personales con nuestra Red de Concesionarios y Talleres Oficiales, quien los procesará y hará seguimiento de tu solicitud. Enviando esta solicitud, aceptas este proceso.

Nuestros clientes y amigos reciben la mejor información, campañas y promociones de Volvo Cars, a través de medios electrónicos. Al seleccionar una o varias de las casillas de abajo, consiento recibir futuras comunicaciones de Volvo Car España y/o nuestra Red de Concesionarios por el canal seleccionado.

Email

Enviado esta solicitud, consientes el procesamiento de tus datos.