La tecnología aplicada al cine y a los efectos visuales cada día nos ofrece resultados más increíbles. El motion capture, esa técnica en que los actores se envuelven en trajes elásticos con un montón de lo que parecen pelotas de ping pong, captura los movimientos de los actores (como su nombre en inglés indica), para facilitar el trabajo de los responsables de efectos especiales a la hora de animar personajes creados de manera digital.

El secreto para el que parece que será el nuevo y sorprendente salto de esta tecnología corre a cargo de una startup danesa. Rokoko ha desarrollado un traje inteligente para capturar con máxima fidelidad el movimiento de actores. Sus ventajas son, sobre todo, la reducción de costes para la democratización del motion capture en producciones menos ambiciosas.

Motion capture para todos los públicos

Las técnicas establecidas del motion capture son bastante costosas, pero ese factor no ha sido un impedimento para que en la última década hayamos visto una mejora bestial. Desde los vanguardistas efectos especiales de la trilogía de El Señor de los Anillos de Peter Jackson, con el cambio de siglo, es alucinante comprobar la diferencia en la precisión del movimiento, luces, texturas, etc…, que uno de sus personajes digitales más icónicos ha sufrido. El Gollum de Las Dos Torres (2002), nada tiene que ver con el que se presentó en El Hobbit.

Otros de los casos más relevantes de los últimos años han sido la recreación de personajes de la trilogía de Star Wars original, para su spin-off, Rogue One; las nuevas películas de Las Tortugas Ninja o la brutal adaptación de los personajes del videojuego Warcraft a la gran pantalla. En este clip, a continuación, puedes ver algunos de esos desarrollos.

Pues bien, Rokoko ha puesto en el mercado un revolucionario traje de motion capture por nada más que 2.500 dólares, el Smartsuit Pro. Diecinueve sensores distribuidos por el cuerpo, los brazos y las piernas son capaces de recoger los movimientos de un actor que utilice el susodicho traje, además, en tiempo real.

Smartsuit Pro: ¿cambiará el futuro de Hollywood?

El concepto está basado por primera vez en el movimiento de un traje, mientras que el motion capture tradicional funciona con reconocimiento óptico (de ahí los sensores externos). Sin embargo, Jakob Balslev, CEO de Rokoko, afirma que este sistema es capaz de ofrecer el 90% de las capacidades que ya tienen los modelos tradicionales del mo-cap.

Otra de las ventajas es que permite rodar directamente en el set, mientras que el motion capture actual suele realizarse en salas específicamente creadas para este uso. Quizá no cambie Hollywood como lo conocemos, pero otras industrias como la de los videojuegos o la realidad aumentada pueden beneficiarse de forma importante con herramientas como esta.

Volvo V40

Mejor maniobrabilidad en las curvas, conducción más dinámica y mayores dosis de par, potencia... y de emoción.

Conoce su cáracter