Lifestyle

Ciencia y tecnología para bajar de las dos horas en la maratón

Hace unos días el keniata Eliud Kipchoge marcaba un tiempo de 1 hora 59 minutos y 40 segundos en una maratón (42 km y 195 metros), en el llamado Reto Ineos. Era la primera vez en la historia que en condiciones “similares” a las de competición alguien bajaba de las dos horas; de hecho le ha valido un Récord Guinness bajo esa acepción. Además del mérito del superatleta, lo de las “dos horas” no deja de ser una circunstancia curiosa, aunque puramente numerológica, que siempre se había propuesto como un hito del atletismo, al igual que lo fueron correr la milla en menos de 4 minutos, saltar más de 2 metros en altura, bajar de los 10 segundos en los 100 metros lisos o superar los 6 metros en el salto con pértiga (en su día).

La marca de Kipchoge, sin embargo no es “oficial”, ni nada más allá de un bonito y emocionante espectáculo con mucha publicity, debido a muchas razones, entre ellas:

  • No era una competición oficial de la IAAF; además una carrera oficial requiere al menos dos competidores más: Kipchoge corría contra sí mismo.
  • El circuito no estaba homologado –medido oficialmente por jueces– y resultaba inusualmente llano (2,5 metros de desnivel máximo).
  • Las zapatillas Nike Vapor 4% que usó el atleta tampoco estaban homologadas y no todos los nuevos modelos están permitidos.
  • No hubo control antidoping.
  • Se utilizaron 41 “liebres”: atletas que le acompañaban en parte del recorrido para marcar el ritmo y mejorar la aerodinámica del grupo, así como un vehículo sobre el asfalto con un dispositivo láser.

Es por esto muy interesante el vídeo de Wired (The Science of How Nike Nearly Cracked the Two-Hour Marathon) datado a finales de junio de este mismo año –antes del récord– porque explica bastantes cosas sobre la ciencia y la tecnología que se usó para mejorar cada aspecto de la carrera. Por aquel entonces no se batió el récord, algo que sólo ha sucedido en la carrera de Viena.

Entre otras cosas se habla de las zapatillas: fabricadas con fibra de carbono y con un gran “efecto rebote”, tras ser examinadas por expertos en biomecánica se calculó que eran un 4% más eficientes energéticamente, factor en el que aprovechan mejor la energía de tracción (personalizada además para Kipchogue). No está muy claro cómo afecta esa eficiencia a lo largo de una carrera tan larga como una maratón, pero un 4% proporciona mucho “tiempo rascado” a lo largo de una prueba de 120 minutos.

Otros factores tales como la nutrición, hidratación o las condiciones de temperatura y humedad del lugar son más conocidos por atletas y entrenadores. Los organizadores reservaron una “ventana” de 8 días en los que buscar el momento perfecto para dar la salida (algo que funcionó a la primera). También se procuró que el recorrido fuera lo más llano y con el menor número de curvas posible, para “rascar” otros segundos más evitando subidas o desaprovechando las bajadas o giros demasiado cerrados. Tan sólo hay otro circuito tan llano y con buenas curvas en el que a veces entrenan: el circuito de Monza.

Otro dato que rondaba por ahí es la predicción del médico deportivo Michael Joyner, que en 1991 ya publicó un trabajo científico donde fijaba como límite absoluto para un ser humano “normal” el tiempo de 1 hora 57 minutos y 58 segundos para una maratón. Muy, muy cerca del tiempo marcado por Kipchoge.

Un aspecto en el que se trabajó mucho fue el de la aerodinámica, algo que recuerda mucho al diseño de los automóviles. Mediante simulaciones de ordenador se analizó de qué forma las “liebres” podrían no solo marcar el ritmo sino además mejorar la aerodinámica de la situación, de forma que fuera lo más favorable posible para el atleta que intentaba lograr el récord. Las liebres se iban retirando tras unas pocas vueltas, pero el rozamiento del viento que le ahorraban y el “efecto rebufo” pudo ser considerable. También se cree que el gigantesco camión con el cronómetro que les precedía a poca distancia pudo ser otro factor aerodinámico importante.

En definitiva: se ha podido ver una superproeza del atletismo, un hito como pocas veces sucede, pero que seguramente también se ha logrado gracias al análisis científico de nuevos materiales, su tracción en asfalto y su consumo energético óptimo y a los efectos aerodinámicos cuidadosamente analizados en simulaciones. Pocas veces se habrá diseñado una prueba así para algo que no fuera un vehículo. Aunque quizá a Eliud Kipchoge se le pueda considerar en cierto modo como un bólido humano.

Últimas entradas de Microsiervos:

SUV Volvo

Combinado con la última tecnología, nuestra gama SUV está diseñada para ser parte natural de un estilo de vida activo, tanto en la jungla urbana como en la interurbana.

¡Descúbrelos!
 

Deja un comentario sobre "Ciencia y tecnología para bajar de las dos horas en la maratón"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores de "Ciencia y tecnología para bajar de las dos horas en la maratón", a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Volvo Car España, S.L.U. almacenaremos y procesaremos tus datos personales de acuerdo a nuestro aviso legal y política de privacidad. En Volvo Car España, S.L.U. también compartiremos tus datos personales con nuestra Red de Concesionarios y Talleres Oficiales, quien los procesará y hará seguimiento de tu solicitud. Enviando esta solicitud, aceptas este proceso.

Nuestros clientes y amigos reciben la mejor información, campañas y promociones de Volvo Cars, a través de medios electrónicos. Al seleccionar una o varias de las casillas de abajo, consiento recibir futuras comunicaciones de Volvo Car España y/o nuestra Red de Concesionarios por el canal seleccionado.

Email

Enviado esta solicitud, consientes el procesamiento de tus datos.