Internet de las cosas

Comportamiento de los coches autónomos: hacia autos más emocionales y expresivos

Conducir requiere que la persona esté atento a múltiples tareas y esto supone una actividad mucho más complicada para los humanos de lo que parece. Tanto es así que los sistemas de inteligencia artificial, que se mostraban como la panacea para el desarrollo de los coches autónomos, no se encuentran a la altura todavía en confiabilidad como se pensaba que sucedería.

Si bien hace unos años algunas predicciones situaban al coche autónomo de nivel 5 ya circulando por las carreteras en esta década, ahora hay quienes apuntan para 2030. Y es que, pese a las grandes inversiones realizadas, todavía quedan muchos obstáculos que salvar para que ofrezcan la misma confianza que los autos con conductor.

Uno de los campos en los que se está investigando es la interacción entre los coches autónomos y los peatones ante la inexistente intervención de un conductor humano, hecho que elimina acciones que comunican, como el contacto visual entre ambos y los gestos corporales. Así, los científicos tratan de ayudar a los sistemas de ayuda a la conducción a transmitir su intención y conocimiento a los usuarios de la vía pública.

autos más emocionales

Algunas de las investigaciones llevadas a cabo para lograr esa interacción se basan en patrones de iluminación LED. Así, con una combinación de luces, el coche puede indicarle al peatón, por ejemplo, que le ha reconocido, o que le va a ceder el paso en un paso de cebra. También se ha experimentado con vehículos que proyectan señales en la carretera, así como con la integración de elementos antropomórficos (por ejemplo, cámaras integradas como si fueran ojos humanos que siguen la posición de los peatones, o una mano acoplada al coche que al moverse indica que cede el paso, o señales que mostraban una sonrisa para informar al peatón de que es seguro cruzar, entre otras).

En esa línea, otro estudio reciente recurre a un entorno de realidad virtual para probar diferentes situaciones con el objetivo de indicar la detección del vehículo, y con las que dotan a los coches autónomos de expresividad. Entre esas señalizaciones incluyeron la emisión de sonidos que acentuaban la frenada o el movimiento de inclinación de la parte delantera del coche. De todas ellas, los investigadores comprobaron que la más efectiva fue detenerse en seco: esta acción fue la que mayor seguridad aportó a los participantes del proyecto y mostró que prestaban más atención al movimiento del coche que al conductor.

Otros estudios, en cambio, resaltan la necesidad de propiciar que los coches se expresen de forma afectiva a través de mensajes relacionados con las emociones. En base a las investigaciones desarrolladas en este ámbito, las emociones de las máquinas o robots más reconocibles y más fáciles de interpretar por los humanos son la felicidad, la tristeza y la ira. Eso sí, “la manifestación de la emoción debe ser apropiada y plausible dentro del contexto específico”, ya que, por ejemplo, las normas culturales pueden influir en esa percepción o el clima del entorno. Estas interfaces “deben tener en cuenta varios factores contextuales, como los aspectos culturales, ambientales y de interacción”. También “es importante que los vehículos inteligentes respondan a las intenciones de los peatones y las contingencias del entorno”, es decir, que la comunicación sea bidireccional, explican en el mismo estudio.

Además, según los investigadores, dotar a los vehículos autónomos de expresiones emocionales no solo aumenta la interacción entre vehículos y peatones (y, de esta manera, son más eficaces), sino que también incrementa la aceptación social hacia los coches autónomos. Y es que este tipo de vehículos transmiten emociones negativas en las personas, tanto cuando se imaginan como pasajeros como si son conductores de otros coches convencionales frente a ellos. La negatividad reportada es sobre todo ansiedad (provocada por la idea de que una IA controle la conducción); le sigue la sensación de paranoia (debido a la posibilidad de un hackeo); también inseguridad (por ser algo desconocido); y, por último, se sienten abrumados (porque no confían en algo tan complejo). Este escepticismo supone un obstáculo (más) a superar para la industria, advierte la investigación.

Volvo XC40 Recharge

Volvo Recharge, nuestra línea de SUV híbridos enchufables y eléctricos puros. Diseñados para ofrecer una mejor manera de moverse por el mundo.

¡Conócelo!
 

Deja un comentario sobre "Comportamiento de los coches autónomos: hacia autos más emocionales y expresivos"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores de "Comportamiento de los coches autónomos: hacia autos más emocionales y expresivos", a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Volvo Car España, S.L.U. almacenaremos y procesaremos tus datos personales de acuerdo a nuestro aviso legal y política de privacidad. En Volvo Car España, S.L.U. también compartiremos tus datos personales con nuestra Red de Concesionarios y Talleres Oficiales, quien los procesará y hará seguimiento de tu solicitud. Enviando esta solicitud, aceptas este proceso.

Nuestros clientes y amigos reciben la mejor información, campañas y promociones de Volvo Cars, a través de medios electrónicos. Al seleccionar una o varias de las casillas de abajo, consiento recibir futuras comunicaciones de Volvo Car España y/o nuestra Red de Concesionarios por el canal seleccionado.

Email

Enviado esta solicitud, consientes el procesamiento de tus datos.