Motor

La eficiencia del motor térmico se dispara en competición

Los motores de combustión actuales no tienen nada que ver con lo que disponíamos hace veinte o treinta años. Es más, si miramos una década hacia el pasado, veremos cómo la evolución tecnológica es absoluta. En la actualidad, los mayores esfuerzos de I+D se centran en mejorar la eficiencia de combustión, la respuesta y el consumo, a la vez que se rebajan las cotas de emisiones contaminantes (humos y partículas). Sin embargo, el motor de combustión no es el motor más eficiente que la ingeniería puede desarrollar, y solo en la alta competición estamos encontrando eficiencias cercanas a los valores ideales, teóricos, de los motores de esta clase.

¿Cuál es la eficiencia de los motores de combustión?

Antes de nada, debemos entender que la eficiencia energética de un motor se refiere al porcentaje de energía útil que podemos sacar por cada unidad de combustible. En otras palabras, cada litro de combustible es capaz de proporcionar una cierta cantidad teórica de energía. La eficiencia energética del motor será un porcentaje menor al 100%, básicamente porque siempre existe una cantidad de energía “desaprovechada” en forma de calor, principalmente.

Por diseño, por construcción, un motor de combustión tiene una eficiencia energética bastante más baja de la que podríamos pensar. No hablamos del dato teórico, sino del dato real, que oscila entre el 20% y el 30% en un motor de gasolina de ciclo Otto, en el mejor de los casos; en el caso del motor diésel hablamos de eficiencias energéticas de entre el 30% y el 45%, pero este último valor lo encontramos en casos excepcionales de motores híbridos. Puede parecer un dato pobre, pero no lo es tanto. Por otro lado, el hecho de que desperdiciemos más del 60% o 70% de la energía disponible nos hace pensar que existen otras soluciones “de futuro”.

motor

Sabiendo esto, los siguientes datos seguramente os impresionarán: un motor de Fórmula 1 de 2013 (V8) tenía una eficiencia energética del 29%, un dato ya muy alto de por sí si nos quedamos con el dato de que son motores “de gasolina”. En 2014, cuando se introdujo la polémica normativa de motores híbridos, se centraron en conseguir eficiencias energéticas del 40%, y la realidad es que en la actualidad se supera de largo el 45%, un dato que puede ser considerado como “ciencia ficción hecha realidad”.

El esfuerzo real por conseguir hacer más con menos

El sentido de todo esto es que, a mayor eficiencia energética, mayores rendimientos conseguimos con la misma cantidad de combustible. Al utilizar los mismos litros de combustible, y conseguir más rendimiento (más velocidad, menos consumo, más potencia,… la variable que nos interese destacar), estaremos enviando a la atmósfera menos emisiones contaminantes. Este razonamiento se puede malinterpretar, porque cualquier lector avispado estará pensando que las emisiones son las mismas.

La hibridación es el futuro porque evita al motor de combustión las tareas más ineficientes

Pongamos un ejemplo: si con un depósito de 50 litros hacemos 500 km, estaremos lanzando a la atmósfera la misma cantidad de gases y partículas que en el caso de que hagamos 700 km con 50 litros con un motor mucho más eficiente. Pero la cantidad de gases y partículas por kilómetro será mucho menor en el segundo caso.

En este sentido, esta es la razón de que la hibridación sea el futuro: conseguimos mucha mayor eficiencia energética combinando motor eléctrico y motor de combustión porque liberamos al segundo de las tareas que mayor consumo demandan (el arranque, por ejemplo, pasando de estar detenido a iniciar la marcha es la parte de la conducción más ineficiente). La competición, la Fórmula 1 en este caso, parece estar en ciertos aspectos demasiado lejos de la realidad, como cuando nos fijamos en la aerodinámica, pero en cuestiones de motor (o unidad de potencia, como se le llama) son el banco de pruebas perfecto para aplicar sus soluciones a la calle.

Nuevo Volvo XC90

Cada detalle ha sido concebido para hacer de la conducción una experiencia más sencilla, más agradable, y menos estresante.

Descúbrelo
 

Deja un comentario sobre "La eficiencia del motor térmico se dispara en competición"

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores de "La eficiencia del motor térmico se dispara en competición", a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con lo que se comenta en esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Volvo Car España, S.L.U. almacenaremos y procesaremos tus datos personales de acuerdo a nuestro aviso legal y política de privacidad. En Volvo Car España, S.L.U. también compartiremos tus datos personales con nuestra Red de Concesionarios y Talleres Oficiales, quien los procesará y hará seguimiento de tu solicitud. Enviando esta solicitud, aceptas este proceso.

Nuestros clientes y amigos reciben la mejor información, campañas y promociones de Volvo Cars, a través de medios electrónicos. Al seleccionar una o varias de las casillas de abajo, consiento recibir futuras comunicaciones de Volvo Car España y/o nuestra Red de Concesionarios por el canal seleccionado.

Email

Enviado esta solicitud, consientes el procesamiento de tus datos.