Alstom es la compañía líder en el mundo en sistemas de transporte integrados, y produce y vende sistemas, equipamiento y servicios en el sector del transporte. Una de sus principales áreas de trabajo es la fabricación e instalación de lo que se conoce como electrificación a nivel de suelo APS, o lo que es lo mismo, el sistema de guias electrificadas que utilizan los tranvías, por ejemplo.

A finales de 2017, Alstom presentó su proyecto de carretera electrificada en la sede de Volvo Group, en Gotemburgo. Este proyecto es una adaptación de la tecnología que utilizan los tranvías, pero trasladada a la carretera, de manera que sea posible cargar las baterías de vehículos como camiones eléctricos, por poner un ejemplo. Este proyecto se enmarca dentro del proyecto Electric Road Systems que inició la Agencia de Energía sueca.

Para hacernos una idea de cómo puede funcionar este proyecto de carretera electrificada vamos a hacer referencia al conocido scalextric o, en general, slot. El sistema es sencillo: las vías con las que se monta la pista en este juego tienen unas franjas electrificadas en el medio, entre las que se inserta una guía acoplada a los coches (eléctricos), que de esta manera reciben energía y se pueden mover libremente. Pues bien, la carretera electrificada de Alstom seguiría este principio, solo que, como es evidente, será algo mucho más complejo.

Se ha puesto en marcha un prototipo de pruebas diseñado para alimentar de energía eléctrica a camiones eléctricos en la pista de pruebas de Volvo Group, en Suecia. Alstom ha implementado el sistema de electrificación completo que hace posible esta idea, incluyendo los segmentos conductores que van integrados en el asfalto. Como se puede ver en la imagen de cabecera de este artículo, el sistema parece funcionar por contacto entre esas guías acopladas al camión, y los segmentos conductores de la carretera.

El proyecto de carretera electrificada (o eléctrica)

La iniciativa “Electric Road System” está en marcha en Suecia. No es el único país interesado en las tecnologías capaces de utilizar las carreteras como generadoras de energía eléctrica (o bien, como acumuladores), y podemos contar con países como Alemania, Reino Unido y Francia, así como los Estados Unidos o Corea del Sur, que están desarrollando diferentes sistemas de obtención de energía eléctrica orientada a la alimentación de vehículos.

Por ejemplo, en el caso de Corea del Sur hablamos de un proyecto de recarga inalámbrica pensada para autobuses; en Francia se inauguró la primera carretera completamente cubierta por paneles solares (igual que se hizo en Holanda con los carriles bici “solares”).

El proyecto ERS, en concreto, se centra en convertir las carreteras en puntos de recarga o de alimentación eléctrica, y para ello se están considerando estas tecnologías:

  • Transferencia por contacto a través de líneas aéreas, con el vehículo equipado con un pantógrafo (lo que se conocía vulgarmente como “trole”) en su parte superior.
  • Transferencia por contacto a través de rieles electrificados en la carretera, con el sistema “colector” debajo del vehículo.
  • Transferencia inductiva bajo de la carretera, con energía transferida al vehículo a través de campos magnéticos.

Todas estas tecnologías están en prueba continua, de hecho en Suecia existen tres sitios de pruebas con las diferentes tecnologías (en el aeropuerto de Arlanda, en la pista de tests de Volvo, y en Lund), y dos tramos electrificados en funcionamiento sobre “suelo real”: uno cerca de Sandviken, y otro en el aeropuerto de Arlanda. Entre ambos suman aproximadamente dos kilómetros de longitud.

Volvo XC60

¿Malas carreteras? ¿Mal tiempo? No te preocupes, con el XC60 todo el control en tus manos.

¿Quieres probarlo?